Outsourcing en México y su impacto en RH

Esta última década, el outsourcing se ha convertido en un tema muy presente en las empresas en México al cuál también se le conoce como subcontratación.

Ha sido una herramienta que permite contratar a un proveedor externo a la empresa para la ejecución de actividades secundarias, incluso abarcando otras áreas de la empresa como lo son el suministro en recursos humanos, ahora, servicios especializados.

Para una correcta ejecución de esta herramiento, el outsourcing en México se encuentra normado por la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social, adicional a la reciente reforma hecha en meses pasados por el Gobierno Federal.

¿Cómo funcionará la ley de outsourcing en México?

  • Las consecuencias por utilizar esquemas tradicionales de subcontratación impactarán en la deducción y el acreditamiento.
  • Se elimina la retención del 6% de IVA.
  • No existe ningún delito o tipo penal nuevo.
  • Es preferible optar por mecanismos de subcontratación a través del BPO vs esquemas tradicionales de outsourcing.
  • El servicio de subcontratación a través del BPO debe de ser consultivo.
  • El objeto social de las empresas debe de transformarse y ser limitado.
  • Se incrementan las responsabilidades y se pretenden limitar las posibilidades de que alguien te ayude a cumplirlas.

¿Con qué condiciones debe de cumplir la ley de outsourcing?

  • No podrá abarcar con la totalidad de las actividades, iguales o similares en su totalidad, que se desarrollen en el centro de trabajo. 
  • Deberá justificarse por su carácter especializado.
  • No podrá comprender tareas iguales o similares a las que se realizan el resto de los trabajadores al servicio del contratante.